En el laberinto y sin poder salir, o de cómo organizar mi espacio

The following two tabs change content below.

Sin duda uno de los primeros retos que requiero solucionar en mi trabajo como asistente virtual, y en general en mi vida (ups) es el de la organización.

Por ello, lo primero que estoy haciendo es definir un área de trabajo, pues tenía la computadora en la sala, y ahí todo y cualquier cosa me distrae, por ejemplo:

Estoy escribiendo y ¡ah! Hay que poner la ropa a lavar, me levanto y voy…

…Continúo trabajando ¡Ah! Ahora recuerdo que tenía que poner a desinfectar las verduras, me levanto voy y lo hago…

…ya de nuevo sentada ¡mh! Ahora caería bien un tecito, me levanto y voy a prepararlo….

…¡ah! Por ahí me traigo la pluma ( o libro, o revista, o “X”) que estoy necesitando y así un laaaargo etcétera.

Hasta que, de repente :)  ja- ¡Ah! Ya despertó el nene, ¡uy, casi no avancé nada! Bueno en la noche será… y en la noche, la misma historia.

Ahora que lo escribo, parece una historia de terror, algo así como “en el laberinto y sin poder salir” (trr)

Por supuesto así no es posible avanzar ni en una ni en otra cosa, porque adivinarán que cuando termina la lavadora la ropa se queda un tiempo ahí o cuando las verduras se terminaron de desinfectar no siempre voy enseguida y las saco.

Así, decidí ambientar mi oficina de manera que eso me ayude a, primero, tener todo lo que necesito a la mano y segundo, delimitar tiempos y espacios de trabajo.

Tengo un cuartito donde iba todo lo que no tenía cabida en otra área de la casa, le llamaba el cuarto de la revolución, ahí podías encontrar desde papelería, hasta ropa de invierno, pasando por libros, mi hemeroteca, herramienta, la plancha y un sin número de ¡no se de qué!

Bueno, el cuarto de la revolución se está transformando en el estudio, y para lograr lo que parecía imposible me estoy guiando con el método de las 5 eses, así denominado por que cada una de sus etapas inician con “S” en japonés:

Seiri: Organización

Seiton: Orden

Seiso: Limpieza

Seiketsu: Estandarizar

Shitsuke: Disciplina

Primero armé cajas: una para todo lo que ya se iba a la basura, misma que cerré, y en cuanto pasó el camión tiré, sin tentarme el corazón ni ver para atrás :) . Otra para lo que sirve pero ya no uso y por lo tanto se donaba o vendía (casi todo lo mandé a donación), hice una caja más para lo que aunque sé que no uso, me pesa deshacerme de ello. Le dí seis meses a esa caja, lo que no toque en ese tiempo, con la pena pero se va a donación o venta.

De lo que quedó, todo lo que no tenía que ver con un espacio de estudio para trabajar lo acomodé en un lugar más lógico de la casa y el resto, que es papelería y alguna que otra foto que quiero que adorne la pared, lo puse en una caja que está esperando a ser acomodada.

Ahora estoy pintando el cuarto y ¡está casi listo!, en esta semana haré la mudanza (de la sala al nuevo estudio). Me parece que con esto el problema de delimitar un espacio para trabajar queda solucionado, ahora a disciplinarme y delimitar tiempos y formas.

A ustedes, ¿cómo les va con ese tema?, ¿Les resulta fácil organizarse, tienen tips que nos puedan compartir? Yo, sigo buscando herramientas.

Hasta la próxima.

Be Sociable, Share!

Comments

  1. Monica says:

    Qué bueno que hayas conseguido tu espacio! Recientemente compré un libro digital de Jimmy D. Brown en el que da detalles de su organización, y sus consejos empiezan por definir un espacio de trabajo. Ahí muestra fotos de su oficina y todo, pero es muy flexible y señala que cualquier espacio de la casa puede ser adaptado como oficina.

    Ahora yo tengo una habitación aparte (aunque no toda la habitación es oficina), pero también he operado en la sala, en un espacio de mi habitación, etc. A ver si me animo a tomar una foto de mi área de trabajo. Es muy, muy pequeña.

    [Responde a este comentario]

    Áurea Reply:

    Si Moni, encontrar mi espacio ha sido muy bueno, ya va tomando calor y cada vez es más fácil sentarme ahí a trabajar.
    ¿Nos cuentas más del libro?
    Realmente el área de trabajo no necesita ser tan grande pero si confortable.

    [Responde a este comentario]

    Monica Reply:

    Lastimsamente el libro ya no está disponible porque hace poco lo retiró, pero en este da detalles de la organización del tiempo y el espacio. También sugiere trabajar ininterrumpidamente, lo que en mi caso y en el caso de muchas mamás no siempre es posible, pero lo que intento hacer es dividir las tareas en muchas partes pequeñas para poder abordarlas en tiempos cortos.

    Definir un tiempo y un área de trabajo sería lo ideal si esto fuese posible, pero yo misma necesito tener un horario bien flexible y también poder trabajar desde otros sitios cuando estoy de viaje.

    Creo que lo mejor es tener una estructura de tiempo y espacio, además de tener los objetivos definidos, y luego ser flexible cuando el caso amerita.

    [Responde a este comentario]

  2. Cómo decía mi mamá cuendo yo era una niña.. “conserva el orden y el orden te conservara a ti” Es cierto lo que dices… a mi no me gusta guardar tantos recuerdos, como el primer vestidito de mi hija.. o el par de zapatos de futbol de mi hijo, con los cuales metío su primer gol… Ahora yo estoy educando a mis hijos y yo creo que algún día en su etapa adulta me van a recordar diciendo ” si sacas y tiras esas cosas de tu closet que sólo quitán espacio… tendrás espacio para cosas nuevas”..

    Saludos
    M.M.

    [Responde a este comentario]

    Áurea Reply:

    Hola Magali, es buena la frase de tu mamá por que finalmente la armonía exterior refleja nuestra armonía interior.
    Y si, entre más cosas inútiles guarda uno más cosas inútiles se le suman y no hay espacio para que entre otras, como que la prosperidad no encuentra espacio y no puede entrar ni aunque esté tocando la puerta.
    Es bueno liberarse de ataduras y dejar entrar las nuevas experiencias.
    Creo que tus hijos te agradecerán ese aprendizaje.

    [Responde a este comentario]

    Monica Reply:

    Luego de tantos cambios de casa últimamente, he aprendido a desprenderme con mayor facilidad de esos “tesoros”. Aunque algunas cosas las recuerdo con nostalgia, no quisiera habérmelas quedado porque solo estarían ocupando espacio. Algunas las he regalado o vendido, y quizá les son útiles a otras personas. A veces para definir un área de trabajo hay que despedirse de algunas cosas, pero sí vale la pena ir por la comodidad y la organización.

    [Responde a este comentario]

  3. lirayen says:

    Estoy en una etapa de mi vida que podría decirse , es todo desorganización y desorde, el desastre me pone más nerviosa, y finalmente, de un lado para otro entre mi casa, mi hijo, mi oficina y mis otros trabajos, tengo esa sensación horrible de las cosas pendientes, Aurea, me parece importante tu propuesta, la voy a adaptar a mi realidad, cambiaré el cuarto oscuro, como yo lo llamo, tu cuarto de la revolución, y lo ordenaré, creo que también tengo que deshacerme de cosas inútiles, necesito organizarme!!!

    [Responde a este comentario]

    Monica Reply:

    Qué bien que estés dispuesta a organizarte! Asegúrate de deshacerte de todo lo que no te sirva :)

    [Responde a este comentario]

Speak Your Mind

*

CommentLuv badge